RELACIONES SEXUALES EN PROCESOS DE FERTILIDAD

Las Relaciones Sexuales en procesos de Fertilidad

Este mes de febrero continuamos con la pareja, en esta ocasión más concretamente con las relaciones sexuales.

Las relaciones sexuales de la pareja en busca de bebé es uno de los ámbitos que más se ven afectados. En función del tratamiento que estés llevando a cabo es posible que os hayan aconsejado tener o no tener relaciones sexuales en momentos determinados del mes. Cuando lleváis un tiempo en este proceso podéis sentir que un ámbito tan privado como son las relaciones íntimas se vuelve en realidad algo público, con pautas concretas.

Por otro lado, aunque no haya prescripción sobre las relaciones sexuales, es habitual que busquéis tener más encuentros íntimos los días que la mujer está ovulando, para intentar aumentar posibilidades.

Ante esto:

  • Tomad el control de vuestras relaciones. Si os han recomendado tener o no tener relaciones sexuales pensad que es buscando el objetivo de ser padres. Sin embargo, sois libres de acercaros el uno al otro de otro modo.
  • Recordad que para tener relaciones íntimas con vuestra pareja no es necesario que haya penetración. Por ejemplo, el acercamiento puede ser a través de masajes o caricias.
  • Intentad olvidaros de los días que hay ovulación. Tened relaciones cuando sintáis deseo del otro.
  • Por otro lado, puesto que tener relaciones en esos días aumenta las probabilidades, podéis pensar en esos días como algo que estaría bien que sucediese, y no como una obligación que hay que cumplir.
  • Buscad un tiempo para el diálogo fuera de la maternidad y la paternidad. Hablar siempre de lo mismo hace que perdáis de vista el foco: cuidaros el uno al otro hasta que el bebé llegue.
  • Si sientes a tu pareja cercan@ en otros ámbitos importantes pata ti, es más fácil que la relación sexual fluya. Hazle saber que tienes otros intereses al margen de la búsqueda de bebé. Compártelos con él/ella.
  • Concederos un reencuentro: podéis pasar un fin de semana agradable en un lugar bonito haciendo actividades placenteras. La relación será más espontánea después de haber compartido un tiempo juntos realizando actividades juntos.
  • Utilizad el humor en el día a día. Un ambiente con humor abre más posibilidades a querer compartir más con el otro.
  • Ocupad unos instantes del día a abrazar a vuestra pareja sin más pretensión que sentirle, notarle, respirarle…

Si en algún momento sentís que vuestra relación de pareja está atascada en las relaciones sexuales, siempre podéis buscar ayuda profesional. Es importante reactivar esta parcela de la relación.

Mª Ángeles Urrea.
Socia fundadora de Fertilidad Emocional.

elimina-tus-barreras-inconscientes-para-quedarte-embarazada-fertilidad-emocional

Elimina tus Barreras Inconscientes para quedarte Embarazada

¿Qué creencias o mandatos internos pueden estar limitando tu fertilidad?. Cuántas veces escuchamos que se te va a pasar el arroz o que no eres capaz de nada; cuando tengas un hijo verás lo que es sufrir; con niños estás muerta profesionalmente, etc. Nuestro inconsciente es un gran servidor, es un gran sabio que nos protege, así que para qué tener un hijo.

Un acompañamiento eficaz es básico para aliviar el estrés, el trauma y el dolor fruto de no quedarte embarazada. Con técnicas como EMDR o Hipnosis, se consigue a nivel inconsciente calmar el Sistema Nervioso Central, disociar la atención de tus pensamientos y activar nuevas vías inconscientes para generar nuevos recursos.

Pero además de sostener en el camino de no quedarte embarazada, es básico que se trabaje en un proceso donde se puedan encontrar las causas emocionales que dificulten esta fertilidad.

¿Y qué podemos hacer? Sencillo, reprogramar tu mente dejando de creer en eso y visualizando el poder fértil que llevas dentro. Con Hipnosis, EMDR o PNL llegamos al inconsciente de tal manera que construimos un nuevo futuro, una nueva realidad en nuestra mente.

Pero además, pueden existir cargas familiares que bloqueen tu fertilidad. Como por ejemplo: has podido tener una abuela que murió en el parto, o una madre esquizofrénica, un hermano violento, muertes tempranas, abortos en la familia, etc. Todo ello ha traído tanto dolor a la familia que de nuevo tu cuerpo te protege de ello. El cuerpo sigue a nuestro inconsciente, a lo que le marca nuestro alma familiar. A veces somos tan fieles a nuestros familiares que por ellos somos capaces de no engendrar, creando de forma inconsciente un bloqueo en la “niña” a la hora de ser madre… La solución, poner en orden este sistema.

Y ¿qué puedo hacer para cambiar esto?. Lo primero tomar conciencia de ello, hacerlo consciente, darle luz. A partir de ahí hay que hacer una trabajo de aceptación, de reconocimiento, de integración, de orden en el sistema familiar que lo hacemos a través de constelaciones familiares fundamentalmente.

Es normal que busques una respuesta médica, pero ¿detrás del síntoma que hay?. El cuerpo es un albergue de los síntomas, el cuerpo somatiza nuestro malestar emocional, nos protege inconscientemente, aunque el resultado de esta protección a veces nos cueste la vida. Es por ello que nos parece imprescindible un acompañamiento psicológico a la hora de quedarte embarazada. Normalmente acuden a nosotras las personas que se encuentran con dificultades, pero lo óptimo sería hacerlo antes, de tal manera que a la hora de engendrar te encuentres libre de traumas, barreras y cargas familiares. Así dar luz a un nuevo alma desde la pureza y la estabilidad emocional.

Sonia Navajo.
Socia fundadora de Fertilidad Emocional.