Quiénes Somos

Sonia Navajo

Pura energía, inagotable. Optimista, asertiva, práctica y pasional. En constante movimiento, intenta dar respuesta a las personas desde distintos enfoques. Directa, arriesgada y resolutiva. Le gusta ser la “atípica” psicóloga, te habla, pero no te juzga, hace que te plantees las cosas siempre desde el respeto.
www.crea-t.eu
  • ¿Por qué psicología?
  • ¿Por qué Fertilidad Emocional?
  • ¿En qué basas el éxito de la terapia que aplicas?
  • ¿En qué te diferencias de los demás terapeutas?
    ¿Cuál es tu valor añadido?
  • ¿Qué es lo más bonito y lo más duro en tu trabajo?
  • ¿Cómo es Mª Ángeles?

Tras licenciarme en psicología tomé otro camino y por unos 15 años desempeñé diversos puestos ejecutivos de Recursos Humanos en varias multinacionales.

Cuando tuve a mis hijos mi vida dio un giro radical y comencé a dedicarme a ayudar a los demás desde un plano más sincero y particular.

Puse en marcha mi propio proyecto Crea-t y creo que hoy me siento muy orgullosa de haber acompañado a conseguir su propósitos a muchas personas.

Llegué a Fertilidad de casualidad. Conocí a Virginia Ruiperez en una consulta de nutrición para mi y ella confió en mis conocimientos sobre el inconsciente. Me dio la oportunidad de colaborar con ella en Fertilidad Natural donde ya contaba desde hacía años con Angeles.

Tras unos años decidimos dar un espacio único al apoyo emocional que necesitan las personas que están en el proceso y para ello creamos este espacio de Fertilidad Emocional.

Aportamos un método riguroso basado en diversas terapias para acompañar a las familias en un momento tan dulce que a veces se complica tanto.

Creo que  hoy en día existen muchos problemas de fertilidad y se tratan solo desde un plano físico, olvidándose del sufrimiento que conlleva.

Al lado de cada síntoma físico existe una emoción. Si cambiamos la emoción a veces se cambia el síntoma físico.

Lo baso en la confianza, en el amor y en la rigurosidad del método. Si se dan estos tres principios todo fluye.

Es necesario que la persona que acude a consulta tenga confianza en mi y en ella misma. Si no hay confianza es muy difícil que se produzca el cambio. Normalmente cuesta y más ante problemas de fertilidad, porque ya lo han probado todo, pero la clave puede estar precisamente en esa falta de confianza, así que vamos a ello.

Hay que tratar a las personas con amor. El amor es lo contrario al miedo y eso es precisamente lo que traen las personas que acuden a consulta, así que dándoles amor una nueva luz se abre en ellas.

El método que aplico, además de acompañar en el proceso y estabilizar anímicamente a cada persona, se basa en descubrir si a nivel inconsciente hay motivos que entorpecen la fertilidad y liberar de cargas familiares que a veces se convierten en síntomas físicos.

Para mi el poder ayudar a los demás es algo muy serio y respetable. No todo el mundo puede. Cualquier terapeuta podemos hechizar a nuestro cliente con nuestras palabras, es por ello que hay que ser muy sutil con lo que decimos, todo son hipótesis!!!

No me gusta estigmatizar a nadie, nunca etiqueto y ni mucho menos con el nombre de una enfermedad. Si a alguien le dices que tiene una trastorno mental (por ejemplo ansiedad) y que por eso no puede quedarse embaraza lo normal es que se lo crea su inconsciente y le haga caso. Hay que tener mucho cuidado.

Creo que para dedicarte a algo tan importante hay que dejar a un lado el ego y saber dónde están nuestros límites.

Pero sin duda mi valor añadido es mi formación en múltiples técnicas, el amor hacia cada persona y el compromiso con mi trabajo.

Lo más bonito de mi trabajo es ver sonreir a las personas cuando salen de la consulta, percibir cómo de nuevo confían en la vida.

Pero claro a veces no se consigue lo que ellos desean, a veces la vida no se lo pone tan fácil, a veces vienen con nuevas noticias que se hacen muy duras de soportar. Y ahí más que nunca hay que estar sosteniéndoles y ofreciéndoles nueva luz para que puedan volver a confiar en la vida.

Si la tuviera que definir en tres palabras diría: talento, amor y humildad.

Mª Angeles es una gran profesional, que basa su trabajo en el conocimiento y en buen hacer. Es muy autoexigente, por lo que preferirá decir no antes de dar un servicio deficiente. Creo que es la Psicóloga más preparada a nivel nacional en problemas de Fertilidad, pero por su prudencia y altruismo se ha expuesto poco en primera fila.

Muchas veces nos llama amor, pero el amor lo es ella y en cuanto la escuches hablar te darás cuenta. Es tan humilde que le cuesta venderse, pero si abre la caja de pandora y escuchas todo su conocimiento te sorprenderás.

Le apasionan sus hijos y su trabajo, pero siempre desde la serenidad y el sosiego.

Ángeles Urrea

Talento, amor y humildad. Una gran profesional que basa su trabajo en el conocimiento y en buen hacer. Autoexigente, por lo que preferirá decir no, antes de dar un servicio deficiente. Apasionada con sus hijos y su trabajo, pero siempre desde la serenidad y el sosiego.
www.angelesurrea.es
  • ¿Por qué psicología?
  • ¿Por qué Fertilidad Emocional?
  • ¿En qué basas el éxito de la terapia que aplicas?
  • ¿En qué te diferencias de los demás terapeutas?
    ¿Cuál es tu valor añadido?
  • ¿Qué es lo más bonito y lo más duro en tu trabajo?
  • ¿Cómo es Sonia?

Estudié psicología por la necesidad de trabajar con personas, lo hice en realidad, pensando en la psicología clínica. Estando en la carrera me recomiendan la especialidad de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones. Es por eso que finalmente estudio esa especialidad. Al terminar, comienzo mi formación en Pareja y Familia, luego niños y adolescentes… la rama clínica, mi verdadera pasión. Gracias a esto he podido compaginar en mi carrera profesional la Psicología del Trabajo (es algo que sigo haciendo) con la clínica privada.

Concretamente me acerco a la Psicología de la Fertilidad cuando sufro una pérdida y me siento incomprendida. Conozco a Virginia Ruipérez y me da la oportunidad, con esa empatía suya de empezar a ofrecer un sostén emocional a las mujeres y parejas con las que ella trabaja. Desde aquí darle las gracias porque soy tremendamente afortunada por trabajar en un campo de la Psicología que amo. Con Virginia he tenido la oportunidad de ofrecer grupos de apoyo gratuitos a muchas mujeres y hombres que lo necesitaban y también de absorber una parte de su pasión. De esos encuentros en los grupos he aprendido ¡tanto! Que sólo puedo agradecer a todas las personas que han pasado por ellos el hecho de compartir su historia conmigo y el resto de los asistentes.

Cuando mis energías no daban para más entre la consulta y las formaciones, aparece Sonia con energías renovadas, complementando el trabajo que yo venía haciendo y  dando una dimensión más profunda. Con Fertilidad Emocional esperamos llegar a más mujeres y parejas en este camino no sólo con las sesiones presenciales, sino además con la posibilidad de hacerlo on-line para quienes que no pueden o no quieren desplazarse o simplemente prefieren llevar todo este proceso desde el anonimato.

Fundamentalmente en la cercanía, en la empatía, en el acompañamiento incondicional y en intentar dar una pronta respuesta al sufrimiento que suele acompañar este proceso.

Mi contacto continuado con el peso de la infertilidad ha hecho que lleve a cabo un modelo de trabajo basado en conjugar las necesidades que plantean las personas y que tantas veces he escuchado junto con mis conocimientos en la práctica de la psicología sanitaria. El resultado es un modelo de trabajo que pretende dar respuestas estables en el tiempo y aplicables a otras situaciones de la vida de las personas. Concretamente en este ámbito he desarrollado el Programa de Acompañamiento Emocional en Fertilidad.

Creo que en el campo de la fertilidad mi valor añadido es el conocimiento de los procesos de infertilidad, cómo afecta el diagnóstico a todos los ámbitos de la persona, desde el laboral, pasando por el familiar y sin olvidar el personal y la relación de pareja. Cualquier psicólogo puede ayudar a las personas en momentos complicados de su vida, incluyendo éste, pero es cierto que las personas en este camino tienen unas características muy particulares y que es importante dar respuestas rápidas a su sentir, ya que nos guste o no, cuando hablamos de fertilidad, tenemos que hablar de tiempo.

Es por eso que mi trabajo con esta población se ha basado y se basa en reactivar y dotar de recursos para que la persona pueda hacer frente a la situación, intentando que no se atasque por lo que le está tocando vivir.

A nivel general lo más bonito es la despedida después de un proceso terapéutico siempre duro. Aprendo mucho de la capacidad de resiliencia que tenemos los seres humanos, aunque cuando llaman por teléfono para coger cita no son conscientes de ello. También me encanta cuando después de una sesión dura, las personas salen de la consulta con equilibrio, con la tranquilidad que da la sensación de haber tenido una sesión complicada pero, sin embargo, saben que ha sido sanadora. Si hablamos de maternidad y paternidad, lo más bonito sin duda son los positivos. Me siento realmente afortunada cuando les veo tan radiantes con su resultado. Y si ya vienen a traerme al bebé, no puedo evitar emocionarme… en las sesiones se comparte mucho…

Lo más duro es ver sufrir a las personas, notar cuando no encuentran esa paz interior que sin duda tienen pero no hallan porque parece que todo lo exterior está en su contra.

Sonia es pura energía, es inagotable. Es optimista, asertiva, práctica y pasional. Según llega a ella una idea, la abraza y la persigue hasta conseguirla. De ahí el éxito en su proyecto personal. Sonia pone pasión en lo que hace, y lo mejor de todo es que ¡hace muchas cosas! En constante movimiento, intenta dar respuesta a las personas desde distintos enfoques.

Es directa, arriesgada y es resolutiva. Le gusta ser la “atípica” psicóloga, creo que eso forma parte de su carácter rebelde, te habla, pero no te juzga, hace que te plantees las cosas siempre desde el respeto. Para mí es un auténtico lujo poder compartir este proyecto tan especial con ella.

Podemos ayudarte

Ponte en contacto ahora.